10 Cosas que nunca debes hacer en un PC


Hoy les traigo 10 Consejos de Seguridad Online para mantener a salvo su Privacidad




1 - Proteger siempre la pantalla de nuestros dispositivos con contraseña


En el caso de que nuestro dispositivo cuente con la funcionalidad de poder protegerlo mediante la activación de una contraseña ¿Qué estamos esperando para hacerlo? Esta es sin duda una de las mejores herramientas con las que contamos en el caso de que olvidemos el teléfono, tablet o portátil en algún lugar. Pero además nos permite mantener nuestra privacidad lejos de las miradas y manos indiscretas cuando dejamos el dispositivo en algún sitio de confianza como puede ser el ámbito laboral. Y si bien el dispositivo puede habernos salido caro, la información que contiene seguramente es mucho más valiosa.

2 - Cuando dice “Haz click aquí”, no hacerlo


A pesar de que esta es una de las tretas más viejas de Internet, muchos usuarios desprevenidos o apurados suelen caer en ella. Generalmente este tipo de enlaces nos lleva a sitios web cuya primera intención es asegurarse de infectar nuestros equipos con todo tipo de malware y otras amenazas. Si bien nuestro navegador y antivirus se encargarán de filtrar todos los elementos potencialmente peligrosos, es posible que algo de ello quede, sobre todo si las herramientas con que contamos para protegernos están desactualizadas.

El caso es el mismo en los correos electrónicos, a pesar de todos los filtros antispam que ofrecen los principales webmail del mundo, todavía puede ser que dejen pasar algo peligroso, y que seamos nosotros mismos los que le abramos la puerta mediante la pulsación en enlaces como “Has ganado un Renault” o “Usted ha sido seleccionado entre 1 millón de personas”.

3 - Descargar cualquier cosa desde cualquier lado


El malware y los virus son un flagelo que han venido acompañando a la informática desde prácticamente sus inicios, y con cada año que pasa, este tipo de software se multiplica. En ello tenemos que ver mucho los usuarios, los que en nuestra ingenuidad y desconocimiento proveemos del terreno necesario para que esto ocurra.

Un ejemplo bien claro de ello es cuando descargamos documentos, aplicaciones u otros materiales desde cualquier sitio sin tomar la precaución de comprobar que el mismo sea de fiar. Lo mismo sucede cuando descargamos e instalamos aplicaciones para dispositivos móviles como tablets y smartphones desde otras tiendas que no son las oficiales. En este sentido tenemos que usar un poco de sentido común y ser precavidos al momento de descargar, asegurándonos siempre que la reputación de la aplicación y del sitio que la alberga sean excelentes.

4 - Nunca utilizar contraseñas demasiado obvias


Si hemos sido tan ingenuos de utilizar alguna fecha o el nombre de alguno de nuestros seres queridos como contraseña para el acceso a equipos y servicios, este es el momento exacto como para remediar esa situación. Es que utilizar este tipo de contraseñas es absolutamente peligroso, ya que cualquiera que pueda haber hecho un poco de inteligencia a través de las redes sociales, o simplemente hablado con nosotros, y tenga intenciones de cometer algún ilícito, lo primero que intentará usar para traspasar nuestra seguridad son precisamente este tipo de datos tan básicos.

Lo mejor que podemos hacer para mejorar este punto es crear contraseñas más complejas, las cuales podremos usar en diferentes servicios, pero lo que debe primar es la dificultad para adivinarla. Otra cosa que también se puede convertir en una pesadilla es dejar la contraseña escrita en algún lugar, sea de fácil o difícil acceso. Lo mejor es recordarla sí o sí.

5 - Redes sociales: No aceptar invitaciones de personas que no conocemos


No hay nada mejor para un hacker que salir a la pesca de desprevenidos en las redes sociales. Esto lo realizan fácilmente mediante un perfil falso que difícilmente pueda ser rechazado, y puede tratarse tanto de un hombre o mujer atractivos o simplemente que exista una mínima concordancia con nuestros intereses o historia de vida.

Es por ello que debemos ser extremadamente precavidos y no aceptar a nadie aunque en su perfil figure que fuimos a la misma escuela o compartimos algún trabajo. Si hacemos caso omiso a estas advertencias es posible que terminemos con un espía en nuestra propia computadora, alimentándose de importantes datos como hábitos, posesiones, lugares que frecuentamos, fotografías, gustos y demás, lo que luego podría usar para desarrollar un ilícito.

6 - Nunca abrir un pendrive sin antes haberlo analizado


Sin duda alguna, las unidades de almacenamiento extraíbles como tarjetas de memoria o pendrives nos han facilitado la vida en muchos aspectos. Pero como todo lo que nos facilita la vida tienen alguna arista negativa, no podía ser que con estos elementos no fuera así.

En este sentido, los pendrives o tarjetas de memoria son uno de los más importantes vehículos para la distribución de malware y virus. Es por ello que es tan importante que analicemos, no importa cómo de paranoico se vea, cualquier pendrive o tarjeta de memoria que caiga en nuestras manos, ya que además de permitirnos estar seguros de su contenido, también estamos protegiendo a los demás.

Si bien existen muchas aplicaciones que realizan esta tarea de forma automática, lo mejor es hacerlo por nuestros propios medios, así estaremos absolutamente seguros de que su contenido está limpio. Otra cosa que podemos hacer es inhabilitar la ejecución automática de este tipo de memorias, es decir impedir el famoso “autorun”.

7 - El mal hábito de compartir todo lo que hacemos en las redes sociales


Es increíble como tanta gente comparte absolutamente todo lo que hace en las redes sociales, desde lo que va a cenar, hasta la forma en que hizo sus necesidades fisiológicas. Este mal hábito, por lo menos a lo que se refiere al ámbito de la seguridad, es una puerta que dejamos abierta a cualquiera con la suficiente mala intencionalidad que quiera aprovecharse de esa reveladora cantidad de datos que estamos volcando.

Si cada vez que salimos a algún lado lo publicamos, junto al dato de la hora en que vamos a volver, no sería de extrañar que cuando regresemos, hayamos sido robados. Así que cuidado con exponer este tipo de información.

8 - Usar una red Wi-Fi pública para tareas importantes


Sin duda alguna las redes Wi-Fi públicas son una de las mejores herramientas para cuando estamos en la calle, ya que nos permiten ahorrarnos una buena cantidad de dinero que de otro modo tendríamos que gastar del paquete de datos.

Si bien este tipo de redes son perfectamente útiles para realizar cualquier tarea como la navegación, consultar los RSS o el clima, pero lo cierto es que son lo menos seguro que existe, ya que las señales de radio que emiten pueden ser capturadas por hackers y de este modo vulnerada nuestra seguridad.

Es por ello que si dentro de nuestras responsabilidades laborales se encuentra la manipulación de datos sensibles de una compañía o empresa, hacerlo a través de este medio es un verdadero suicidio.


9 - Manipular o transportar datos sensibles sin encriptar


Una de las peores costumbres que podemos tener es la de manipular o transferir datos sensibles de una organización dentro de pendrives y tarjetas de memoria sin encriptar. Ello es una brecha de seguridad realmente importante, ya que en el caso de pérdida o robo de cualquiera de estos elementos, la información que contienen, sin encriptar, podría ser utilizada con fines ilícitos.


10 - No hacer copias de seguridad


La copia de seguridad de la información que contienen nuestros dispositivos, es sin duda una de las mejores herramientas con la que podemos contar en caso de pérdida, robo o siniestro de cualquiera de ellos. Si somos aplicados y cuidadosos con ellas, nos pueden salvar de lo que otro modo se convertiría en un verdadero desastre. Es por ello que tomarnos el tiempo necesario para realizarlas debe ser considerado como una inversión, o como una pérdida de tiempo.


Si te gustaron estos 10 Consejos de Seguridad Online no te olvides compartirlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada